Black Hat SEO y White Hat SEO

Dentro del posicionamiento web (SEO) hay dos divisiones que corresponderían al ángel y al demonio. Por un lado tenemos el White Hat SEO, en el que el esfuerzo y la constancia dan sus mejores frutos, y por otro el Black Hat SEO, caracterizado por el uso de trampas para lograr beneficios a corto plazo.

En definitiva, el White Hat SEO te permite obtener mayores ganancias (y generalmente estables) a largo plazo, mientras que con el Black Hat SEO se intenta acelerar ese proceso para conseguir ganancias lo antes posible (además, muchas veces la fuente de tráfico es eliminada por Google, ya que pueden detectar el uso de trampas). Su mayor diferencia son las técnicas utilizadas para llegar a su objetivo.

Os he preparado esta gráfica (un poco cutre) que compara los aspectos más importantes de ambas opciones.

Black White Hat SEO

Técnicas Black Hat SEO

  • Granjas de enlaces: una granja es un sitio donde hay muchos animales, ¿verdad? Pues en términos de SEO una granja de enlaces es un sitio web que tiene muchos enlaces hacia otros sitios. Esto suele producirse porque el administrador vende reseñas en su sitio y finalmente acaba teniendo muchas reseñas con enlaces y poco contenido de calidad. Lo mejor es vender alguna reseña de vez en cuando para ganar un poco de dinero extra, pero manteniendo el blog siempre con contenido de calidad nuevo.
  • Keyword Stuffing: consiste en repetir muchas veces una misma palabra clave con el fin de que aparezca más en resultados de búsqueda que la incluyan. Por ejemplo, colocar muchas veces “coches rojos” para que, cuando alguien busque eso por Internet, encuentre mi blog el primero. Esto hace años era muy útil, pero ahora Google lo detecta muy fácilmente y solo nos traerá consecuencias negativas.
  • Texto invisible: consiste en ocultar un texto con el mismo color del fondo para que el usuario no pueda verlo. Ese texto incluiría un montón de palabras clave, de forma que se produciría una sobreoptimización. Actualmente esta técnica tampoco se usa, pues está muy penalizada.
  • Cookie Stuffing: es una técnica ilegal, así que si la usas debes tener mucho cuidado. Consiste en cargar nuestra cookie de afiliado cada vez que recibimos una visita, de forma que cada visita que obtengamos sería un posible cliente con nuestro enlace de afiliado, aunque no haya hecho clic en él.
  • iFrames invisibles: carga automáticamente una página invisible que descarga un archivo determinado en el ordenador del usuario. Normalmente son programas que pagan por descarga, así que el administrador obtendría beneficios con cada usuario.
  • Backlinks masivos + redirección: enviar backlinks masivos con programas como GSA, Scrape Box o Senuke a un sitio es una técnica penalizada de Black Hat SEO, pero algo que aún funciona es realizar una redirección 301 una vez se envían dichos enlaces masivos, de forma que el sitio al que redirige obtendrá mucha autoridad. Es decir, enviamos muchísimos backlinks a un blog, y posteriormente hacemos la redirección desde ese blog hacia otro, el cual recibirá mucha autoridad.
  • CPA engañoso: seguramente hayas encontrado una página con publicidad que dice que te permitirá descargar una película gratis, una aplicación gratis… Mentira. Es todo un engaño. El usuario que introduce ahí su móvil tendrá una pérdida de dinero por el SMS que le enviarán y el que está detrás de todo eso recibirá parte de ese dinero que el otro ha perdido. Personalmente me parece una técnica poco ética.

Estas son algunas de las muchas técnicas Black Hat que existen. Si quieres aportar con alguna que te parezca interesante, no dudes en colocarnos un comentario 😉

Técnicas White Hat SEO

  •  Importancia en redes sociales: Google valora cada vez más la interacción y la importancia que tiene un sitio en las redes sociales. Si queremos realizar un buen uso de esto, debemos evitar la compra y venta de seguidores. Todos tienen que ser reales y naturales. Será un proceso más lento, pero una vez consigas arrancar, todo fluye más rápidamente.
  • Contenido nuevo y de calidad: utiliza las negritas adecuadamente y sin excederte, crea contenido útil que aporte algo al lector, no repitas muchas veces las palabras clave (1 vez cada 100 palabras está bien, aunque a veces sea inevitable ponerlas más frecuentemente), coloca imágenes o vídeos, coloca encabezados <h1>, <h2> y <h3> adecuadamente…
  • Código limpio: al igual que a ti no te gusta entrar a una casa desordenada y empezar a buscar cosas que no logras encontrar, a los buscadores tampoco les gusta encontrarse con sitios web que tengan mucho código inservible de CSS, HTML, Javascript o de lo que sea. Procura tener todo ordenado y solo con cosas que realmente vayas a necesitar.
  • Evita el flash: los archivos flash pueden resultar atractivos para el visitante porque normalmente dotan de gran calidad visual, pero a los buscadores les cuesta mucho descifrarlos (por no decir que no pueden), así que no sabrán de qué se trata.
  • Velocidad de carga: volvemos con otro ejemplo de la vida real. ¿A que te pones nervioso cada vez que una web tarda mucho en cargar y llegas incluso a cerrarla? A Google y el resto de buscadores le pasa lo mismo: no llenes tu sitio de excesivas imágenes, reduce el número de noticias para mostrar por página, quita widgets innecesarios, utiliza el plugin de WordPress “WP Smush.it” para reducir el peso de las imágenes, etc.
  • Enlaces naturales: no compres reseñas. Que los sitios que enlacen tu sitio sea por verdadero interés.

Black White SEO

Y aquí acaba este artículo de cosas básicas que todos debemos saber. Si estás enfadado conmigo porque te ha sabido a poco, recuerda que hay gente que no sabe tanto como tú y que de alguna forma tendrán que empezar 🙂 Además, no viene nada mal repasar conceptos de vez en cuando, ¿no?

Pues eso es todo. Me voy a recoger las tiendas de campaña y… ¡hasta la próxima!

6 comentarios
  1. 27 junio, 2014
    • 28 junio, 2014
  2. 28 junio, 2014
  3. 2 enero, 2015
  4. 9 julio, 2016
    • 19 julio, 2016

Responder a Emilio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *