[Caso Práctico] Qué hacer si Google te posiciona una URL que no quieres (y subir 32 posiciones de golpe)

¡Muy buenas amantes del SEO!

Recuerda que también puedes escuchar el podcast de este post:

¡Cuánto tiempo sin escribir! Echaba ya de menos teclear por Campamento Web más allá de hablar en las entrevistas del podcast SEO 😛 , aunque como has podido observar arriba, también haré el formato audio-molón en cada post 🙂 .

¡Pero bueno, vamos al lío de hoy! Seguro que en más de una ocasión has visto que Google te ha posicionado una URL que no querías. Por ejemplo, tienes la URL “tartas” y otra de “receta de chocolate”, y para la consulta de “hacer tarta” te posiciona “receta de chocolate”. Casos por el estilo, ¿no?

Son cosas sin mucha lógica, pero recordemos que al final Google es un algoritmo y no siempre acierta.

Para alivio nuestro, os traigo un caso real de un proyecto que tenía mal posicionadas un montón de keywords y cómo lo he solventado en menos de 24 horas.

Lo primero que debes tener en cuenta es que la página que realmente quieres posicionar tenga un mínimo de calidad. Si no, va a ser prácticamente imposible, por mucho que hagas, de que posicione correctamente.

#1. Detectar las URLs equivocadas y posicionadas

Lo primero es detectar qué URLs están posicionando para esa keyword. Digamos que vamos a detectar canibalizaciones, o que simplemente hay una URL que se está posicionando bajo una consulta que no queremos.

Imaginemos que tenemos dos secciones diferentes:

  • Portátiles HP (una categoría de producto)
  • Portátil HP Aquavillion Webnode (una ficha de producto)

No existe canibalización, pero… ¿qué pasa si cuando busco Portátiles HP se posiciona la ficha de producto?

Aquí puede darse el caso de que Google haya escogido correctamente por la propia respuesta de usuario que se ha generado en esa ficha con respecto a la categoría, pero no es lo normal. Y en muchos casos, mostrar los mejores portátiles para personas indecisas va a ser mejor que uno solo que ni siquiera han mencionado en la consulta.

Así que queremos posicionar la categoría pero se posiciona la ficha…

¡Houston, tenemos un problema!

Aquí va la solución 😉 .

#2. Detecta si hay canibalización con la URL objetivo

Pasemos a un segundo ejemplo, esta vez sí con canibalizaciones. Antes de nada, que se me ocurran, tenemos estas opciones para detectarlas:

  • Comando site:dominio.com “keyword” ó site:dominio.com inurl:keyword para ver qué entradas de tu sitio web incluyen esa palabra clave (el primer comando a nivel general, y el segundo solo para coincidencias en la URL). ¡Pero OJO! Aquí nos da una idea de lo que puede ser una canibalización, pero luego tú, viendo esos resultados, deberás confirmar -o no- que es una canibalización (es decir, si efectivamente hay más de una página interna que quiere posicionar para lo mismo).
  • Usar RankBOX de SEObox. Automáticamente detectará canibalizaciones SEO gracias al histórico de URLs penalizadas. Así podrás ver si hay más de 1 URL atacando una misma palabra clave.
  • ProRankTracker: no es algo automático, pero si un día ves que para “tortilla de patatas” estás top 5 con una URL, y al día siguiente top 6 con otra URL diferente que también habla en cierta medida de la “tortilla de patatas”, tienes un problema. Y si se posiciona siempre la URL que no quieres, pues otro problema.
  • Sistrix, con el filtro de dominios. En este post de MJChacón, si buscáis la palabra clave “canibalización”, tendréis los pasos a seguir para detectarla. Sencillo y para toda la familia 😀 .

Pongamos este ejemplo. Tenemos:

  • Portátiles HP (categoría de producto)
  • Los mejores portátiles HP del mercado (post del blog)

¡Pero no posiciona ninguna porque van a lo mismo! Google se hace un lío y no te posiciona (hay casos en los que posicionan bien ambas, pero ocurre poquísimo).

Si la gente busca portátiles HP, obviamente busca los mejores del mercado, y viceversa. Entonces aquí tenemos una canibalización. Se pueden resumir ambas páginas en una sola.

En el caso que veremos más abajo, yo tenía un problema de canibalización porque siempre posicionaba para una marca con un producto concreto, pero nunca con la página de la categoría en sí. Entonces eso dificultaba que pudiese despegar.

Además, buscando la URL canibalizada de mi sitio en Google veo que tengo otro artículo sobre esa marca.

Y por cierto, pido disculpas de antemano por no mostrar de forma clara qué proyecto estoy usando, pero no sería la primera vez que me arrepiento de hacerlo (ataques y, sobre todo, muchas copias exactas de mi web).

Lo que hice con esas URLs que estaban canibalizando fue:

Pasé el contenido del post a la categoría + 301 de la entrada a la categoría

De esta forma, la página de la categoría de esa marca no solo ofrece listados de los productos, sino que tiene el contenido extra que yo tenía por separado en el blog. Lo he fusionado todo.

#3. Potenciar linkbuilding interno

Creo que lo más complicado llegados a este punto es detectar dónde existen estos problemas, por eso le he dedicado dos puntos completos a la detección. Realmente la solución es más simple de lo que parece.

Si tenemos canibalización:

  • Redirección 301 + fusión de contenido.
  • Otra alternativa sería indicar en la meta-robots la etiqueta “noindex, follow”.

Si no tenemos canibalización:

  • Mejora del enlazado interno CON PALABRA CLAVE EXACTA.

¿A qué me refiero con esto?

Pues a que si quieres posicionar la palabra clave “portátiles HP”, pero posiciona la ficha de producto del Portátil HP Qualcom Webnode, tienes que indicarle a Google que se está equivocando con la interpretación de esa URL.

¿Cómo se lo indicamos?

Lo que yo hice fue ir a todos los productos de esa marca y enlazar hacia la URL de la categoría con la palabra clave principal.

Lo verás fácil con un ejemplo. Si tengo estos productos:

  • Producto portátil HP 1
  • Producto portátil HP 2
  • Producto portátil HP 3

Enlazo desde el contenido de cada una de esas fichas, con la palabra clave “portátiles HP”, “portátil HP”, etc. hacia la URL de, por ejemplo, dominio.com/portatiles-hp/.

Si todo sale bien (que debería salir si la popularidad de la URL es suficiente), verás que empezarás a posicionar la URL correcta.

#4. Resultados después del nuevo rastreo

Ahora hay que esperar a que se rastreen de nuevo las URLs: tanto las de los productos para los enlaces internos que hemos creado, como la de la categoría. Y en caso de haber realizado una redirección por las canibalizaciones, también deberíamos esperar a que se rastree.

Aunque no es un método infalible, ya que crawl y cacheo no son sinónimos, poner el comando cache:tudominio.com/ puede ayudarte a ver cuándo fue la última vez que Google pasó por esa URL. De esta forma podrás saber si ha pasado después de aplicar estos cambios.

En mi caso, como podéis apreciar en la tabla de abajo, para cada consulta se posicionaba lo que le daba la gana. A veces posts, otras veces productos, otras veces categoría… ¡Y yo SIEMPRE quería que posicionara la categoría! Porque la tenía optimizada para ello.

Antes:

24 horas después (mandé todas las URLs a indexar rápidamente):

Como podéis comprobar por la extensión de URLs de la última fila, todas excepto la primera (porque incluye marca), son iguales porque se ha corregido el problema y Google interpreta que para todas esas consultas relacionadas, la mejor opción es la de la categoría principal, y no otros artículos.

¡Misión cumplida!

A partir de aquí, solo toca ir mejorando y puliendo detalles para llegar al top 1 😉 ¡Enlaces (siempre que se puedan, contextuales), contenido (con enlazado interno) y experiencia de usuario a tope!

10 comentarios
  1. 14 agosto, 2017
    • 17 agosto, 2017
  2. 16 agosto, 2017
    • 17 agosto, 2017
  3. 16 agosto, 2017
    • 17 agosto, 2017
  4. 16 agosto, 2017
    • 17 agosto, 2017
  5. 18 agosto, 2017
    • 18 agosto, 2017

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *