Convierte las sonrisas en ventas

¿Te imaginas que cada sonrisa de los clientes se convirtiese en una venta o visita hacia tu blog?

La publicidad es importantísima para dar a conocer un negocio, pero no sirve de nada si ese cliente no va a realizar la acción que esperabas, ya sea una compra, una descarga, una visita… Entonces necesitamos algo más que captar su atención.

¿Qué tal si le regalamos una sonrisa?

El cartel mágico

Imagínate que vas por la calle y te encuentras este papel pegado a una farola:

Página web de SEO y Marketing online

www.campamentoweb.com

Vale, está muy poco elaborado, pero al menos atraerá a las personas interesadas en el tema.

Pero con una sonrisa podemos hacer algo más, podemos hacer que una persona que inicialmente no estaba interesada en un tema lo esté, porque su descubrimiento le ha proporcionado algo satisfactorio hacia su organismo: una simple sonrisa. (Sí, vaya oración rara me ha salido, pero es así).

Entonces, ¿cómo captar la atención de cualquier ciudadano con un papel? Así de simple:

Publicidad farolas

Resultado: 5€ = 2.000 visitas

Judith nos comparte en su blog cómo puso en funcionamiento su experimento y los resultados que obtuvo. Es realmente interesante, así que no pierdas detalle.

Imprimió 400 folletos en blanco y negro por 5€ que los fue repartiendo por distintas zonas de Barcelona. El resultado no fue el esperado y las visitas fueron mínimas.

Sin embargo, se le ocurrió un segundo plan. Fue a Facebook y estuvo viendo páginas que tuviesen muchísimos seguidores y actividad. Escribió a los administradores de algunas páginas el siguiente comentario, adjuntando una imagen que le hizo a uno de los carteles que pegó:

“¡Hola! Soy la autora de Judithtiral.com. Hoy he estado pegando este cartel por la calle y he pensado que igual os gustaría subirlo a vuestra página web porque es bastante divertido.”

A partir de entonces, la cosa cambió. Muchos no le hicieron caso, pero otros sí, y cuando aceptaban las consecuencias eran gigantes (y positivas): la publicación fue compartida más de 2.000 veces y terminó con más 10.000 “Me gusta”.

Eso dio lugar a que otros sitios web se interesasen en la publicación y se publicó, sin tener que hacer ella nada, en aún más sitios de Internet.

Mejorando con QR

Además de esto, podemos incluir en nuestro cartel un código QR para que la gente acceda a él rápidamente con un simple escaneo. Podemos crearlo en cuestión de segundos aquí.

Viendo otros ejemplos

Es increíble lo importante que es la creatividad en el marketing. Mirando en sitios tan comunes como Google Imágenes he descubierto otros carteles publicitarios muy llamativos y graciosos, ¡da pena hasta coger una etiqueta!

¿Qué tal una farola vestida de bailarina? ¡Perfecta para promocionar unas clases de ballet!

Publicidad con sonrisa

Pero espera, que aún hay más. Esta es mi preferida. ¡Para dentistas!

Dentista

Además de farolas, podemos aprovechar los asientos de los autobuses (bueno, siendo poco descarado, jeje), y poner algo como: “Oye, pasajero, ¿te aburres en el viaje? Pásate por esta web desde el móvil que tienes en tu bolsillo, y seguro que te lo pasas mucho mejor”.

El truco está en sacarle provecho a cada situación en el marketing offline. En la calle hacemos llamadas de atención con imágenes impactantes que detengan el paso de la persona, y en el autobús captamos su atención dirigiéndonos a él y analizando cómo se siente: está aburrido en el autobús, esperando a que llegue a su destino, con el móvil en la mano y sin tener que hacer otra cosa.

Yo diría que esta publicidad del autobús es incluso más eficaz que la de la calle, ya que nos acercamos a un público aburrido con el móvil en el bolsillo. Porque si no, qué hace, ¿mirar por la ventana? El problema está en que seguramente el conductor quite el anuncio (o cualquier pasajero) cuando lo vea, así que no creo que dure más de un día. Además, recuerda que vas a necesitar la pequeña inversión de lo que cuesta el autobús. Y si pones el cartel un día festivo pueden pasar dos cosas: consigues muchísimo más público (porque en Semana Santa, días cercanos a los Reyes Magos o Papá Noel, o cualquier otro evento los autobuses se llenan mucho más) o, de entre toda esa gente que está en el autobús, alguna quita el cartel. Creo que sería un buen caso a estudiar.

Estadísticas interesantes

  • El 37% de personas felices completan sus compras
  • El 31% de personas felices son más productivas
  • Las personas felices son tres veces más creativas que las que no
  • Muchos estudios demuestran que regalar dinero otorga más felicidad que gastarlo
  • Estudios demuestran que ser amable te servirá más para cerrar acuerdos con otros que ofreciendo grandes descuentos

Desde mi punto de vista, para que un negocio funcione bien no debe haber una distinción entre “jefe” y “cliente”, sino que debe intentarse que ambos puestos se igualen creando una relación de “amigo” y “amigo”, siempre y cuando las condiciones lo posibiliten, y eso puede conseguirse fácilmente si hacemos que nuestro cliente sonría con nosotros.

Y tú, ¿qué opinas?

2 comentarios
  1. 19 mayo, 2014
    • 19 mayo, 2014

Responder a Emilio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *