Cómo crear una buena landing page y mejorar tus ventas

El objetivo principal de una campaña es ganar dinero, pero para conseguir dinero hace falta una buena estrategia y, en muchas ocasiones, es imposible prescindir de una buena landing page, ya que es un factor clave para conseguir conversiones.

Qué es una landing page

Una landing page (en español, página de aterrizaje) es una página que tiene como intención la de informar sobre lo que se vende en dicha web para que el cliente que llega a ella realice la compra o  la acción deseada. Por ejemplo, cuando hacemos clic en un anuncio de Internet normalmente la empresa nos lleva al enlace de la landing page, donde nos explican cosas sobre el producto que ofertan y un botón de compra atractivo.

Sin embargo, no todo lo que busca la empresa son ventas. En el siguiente punto veremos otros objetivos que pueden tener estas páginas.

landing page

Ejemplo de landing page en el que la empresa quiere captar emails y teléfonos de las personas regalando un libro electrónico.

Preguntas obligatorias

Antes de empezar con la creación de la landing page, necesitamos formularnos una serie de cuestiones que nos ayudarán mucho a la hora de saber estructurarla y mostrar el contenido más adecuado para conseguir más conversiones. Algunas te parecerán obvias (no es la primera vez que digo que el marketing requiere de mucho sentido común), pero aun así es necesario planteárselas y dar respuestas a todas ellas.

Si además, intentas mejorar el SEO con contenido de calidad para Google, suplirás otras de las exigencias para lograr visibilidad.

  1. ¿Qué estamos ofreciendo exactamente? Si no conocemos a fondo el producto que ofertamos no podremos dar información valiosa al lector. Tenemos que sacar lo más especial del producto.
  2. ¿Cuáles son los beneficios? Antes he dicho que la landing page sirve para conseguir ventas, pero no es solo eso. A veces se usan cajas de texto para que la gente se suscriba, introduzca su correo electrónico y reciba alguna promoción exclusiva. De esta forma la empresa tiene el correo de una persona que podría estar interesada en sus productos, y adivinad qué van a hacer con el correo que ahora tienen. Sí, le van a enviar publicidad al correo para que vuelva también en otro momento, por si con visitar la web una vez no ha sido suficiente.
  3. ¿Por qué el cliente tiene que comprar en ese momento? Tenemos que crear una sensación de urgencia. Que el cliente sienta la necesidad de comprar el producto en ese mismo instante. En caso de no obtener la venta, podemos coger su correo con el método explicado anteriormente y así seguir persuadiéndolo en otro momento. Para dar la sensación de urgencia podemos colocar promociones temporales y añadir un contador de cuenta atrás que, cuando llegue a cero, dará por finalizada la promoción. También puedes ofertar algo limitado.
  4. ¿Cómo se comprará? Tenemos que ofrecer la forma más simple y directa para comprar. El cliente busca la comodidad, y nosotros se lo tenemos que dar todo hecho. Un simple botón para comprar que dirija a la compra directa. Como mucho pide algún dato personal, pero solo la información necesaria, no más de la cuenta, ya que eso podría suponer una pérdida. Es importante también dar sensación de seguridad cuando las personas incluyen sus datos personales, por lo un icono de seguridad puede ser muy beneficioso.

LandingPage

Transparencia, confianza y otros datos importantes

Ahora más que nunca tenemos que llevar a cabo aquellas características que todo negocio perfecto debe tener. Vamos a verlos para que no se te olvide ninguno.

  • Transparencia: si estabas pensando en poner letra pequeña, ofertas engañosas o cualquier otro tipo de técnica que juegue con el consumidor, olvídate. Los buenos negocios necesitan ser transparentes, no mostrar una cosa diferente a lo que realmente se ofrece, porque eso a la larga será muy perjudicial. Y créeme si te digo que podría llevarte a la quiebra, pues con Internet todo el mundo puede expresar su opinión acerca de un servicio y, si el tuyo es engañoso, no dudes en que saldrán comentarios negativos por todos lados.
  • Confianza: un cliente necesita confiar en una empresa para comprar. Si, además, logramos que el usuario tenga mucha confianza en nosotros se convertirá en un cliente fiel a la marca, por lo que podríamos tener varias ventas de esa misma persona.

Lo malo es que alguien no entra a una página web confiando en la empresa. Hay que trabajar un poco (sí, lo siento…) y probar opciones que puedan generar confianza en los visitantes. Podemos colocar testimonios de gente a la que le ha ido bien con tus productos (paga si hace falta a alguien, aunque si te lo inventas nadie se va a dar cuenta. Muchas empresas ponen testimonios idílicos que nadie ha hecho con tal de conseguir mayores ventas).

  • Público: ¿hacia qué público va dirigido tu producto? ¿Son niños pequeños, jóvenes, ancianos? ¿Hacen deporte, están mucho con el ordenador, les gusta la fiesta, viven cerca de la playa, tienen moto, una casa con piscina? Crea una lista con las características que debe tener tu público. Recibirás visitas de personas de todo tipo, está claro, pero si haces esto bien llegarás a la conclusión de qué gente hará más clics en el anuncio y, por consiguiente, qué personas entrarán más en la landing page.

Esto puede ser muy importante para el diseño de la página. Por ejemplo, si está enfocada a personas que hacen surf, podrías poner una plantilla azul con un fondo con olas. Si vendes material escolar puedes coger una plantilla más infantil, con un fondo de lápices, y así con todos.

  • Prueba y vuelve a probar: realmente el éxito total en una landing page se consigue al probar. Ve colocando el botón de compra en diferentes posiciones, coloca otros testimonios, cambia el color de texto y de fondo, modifica el menú, cambia las imágenes por otras más llamativas… ¿Qué estructura te genera más ventas? A base de cambiar y analizar diferentes resultados lograrás la posición de elementos perfecta.

Cómo está estructurada

 1. Título simple y conciso

Tiene que aparecer en letras grandes y llamativas. Lo más importante: debe hablar del producto como si fuese el mejor, no basta con colocar el nombre del producto o de la empresa. Por ejemplo: “Relojes Patata, la mejor hora al mejor precio”.

2. Imágenes llamativas

Coloca las mejores imágenes del producto. No importa si tienen que pasarse por Photoshop (hemos dicho antes que es importante la transparencia, pero por retocar un poco las imágenes para que el producto parezca más lujoso no nos va a pasar nada).

3. Información convincente

Tu objetivo final es conseguir una venta, y ahora es el momento de lucirte aportan toda la información que quieras sobre el producto. Asegúrate de colocar al principio y al final lo más interesante del producto. Por mitad puedes poner datos interesantes pero no tanto, así que reserva lo mejor para el principio y para el final. De esta forma conseguimos esto:

Primero el cliente se asombra por las características. Después se va relajando un poco porque la otra información tampoco tiene mucho de especial, y al final vuelve más información interesante que le deja con un buen sabor de boca. Ese cambio de información no muy interesante a información interesante conseguirá que esa información interesante parezca más interesante de lo que realmente es.

Ahora un reto: lee el párrafo sin respirar e intenta enterarte 😀 .

landing-page-efectiva

4. Testimonios

Como dijimos anteriormente tenemos que lograr que el cliente confíe en nosotros, así que ahora llega el momento de poner las mejores opiniones de otras personas, las cuales deben hablar de nuestro producto lo mejor posible.

5. Llamada de atención

La llamada de atención es el botón para comprar, registrarse en la web, o lo que quieras conseguir con la landing page. Haz un botón elegante, que destaque un poco del resto. Para eso puedes centrar el botón y ponerle un color que no haya aparecido antes en la web, así al ver ese color por primera vez, el cliente se fijará en él.

landing-ejemplo

Y otra cosa importante. Intenta ofrecer siempre que puedas la posibilidad de pagar mediante Paypal, ya que muchos de los clientes no querrán dar su cuenta bancaria.

6. Más información, ¡a tope!

Si el usuario ha seguido bajando la landing page, significa que no le ha dado al botón de comprar. ¡Mal camino!

Pero tranquilos, no está todo perdido. Ahora es el momento de mostrar solamente lo mejor del producto con imágenes aún mejores, información aún más interesante y un testimonio que les deje con la boca abierta. No podemos extendernos tanto como antes, pero debemos colocar al menos lo mejor de lo mejor.

Imprescindible: intenta crear la necesidad de comprar en ese momento.

7. Segundo plan

Vale, puede que el botón de comprar no haya servido, pero no nos podemos ir con las manos vacías.

Coloca un formulario sencillo en el que el usuario tenga que ingresar su correo y reciba así un código con una oferta o cualquier otra cosa que incite a colocar su correo en la caja de texto. Como dijimos en puntos anteriores, posteriormente podemos usar ese correo para enviarle publicidad (pero poca, que si no nos va a odiar para siempre).

Cómo crearla online y gratis

Sí, muy bonita la teoría (más de 1.300 palabras, qué pedazo de artículo me está quedando), pero ahora viene lo interesante: la práctica.

Normalmente se usa WordPress para crear las landing pages. Realmente hay pocas empresas que ofrezcan el servicio gratis y online, pero he encontrado las siguientes:

– Instapage: tiene una versión de prueba gratis.

Lander: puedes usarlo gratis durante 30 días.

OptimizePress: es la mejor opción de todas, pero no es gratis. El plan más barato te saldrá por 97$.

Crear landingpage

Para finalizar os dejaré algunos ejemplos de landing pages. Os dejo este, este y este. Siguen una estructura mucho más sencilla y apenas hay testimonios, casi todo se basa en soltar toda la información de golpe y la llamada de atención se coloca normalmente al principio. Como digo, todo es cuestión de ir probando qué estructura te sirve más.

Y tú, ¿cuál usas?

4 comentarios
  1. 1 septiembre, 2014
    • 2 septiembre, 2014
  2. 18 enero, 2015
    • 18 enero, 2015

Responder a Emilio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *