Cómo hacer crecer nuestro negocio aprovechando la crisis

La crisis. Parece un término que vaya a acompañarnos durante varios años (esperemos que no), pero siempre ha tenido un significado simbólico negativo. Pero, ¿por qué no aprovechar la crisis como una oportunidad de negocio, olvidando los inconvenientes que tiene y convirtiéndola en ventajas?

En este artículo quiero tratar algunos aspectos de la crisis para que la visualicemos de una forma diferente a la que estamos acostumbrados, porque si alguien no lo hace, sí que nos hundiremos cada vez más.

El lado positivo y desconocido de la crisis

La crisis es sinónimo de menos dinero, menos oportunidad de negocio, menos beneficios y mayor pobreza.

Tú, como buen emprendedor, no puedes dejar que esos factores obstaculicen tu negocio, debes buscar soluciones aprovechando los problemas actuales.

negocio crisis

Veamos un principio básico del neuromarketing: las personas compramos por comparación, y los precios no son una excepción.

Imaginemos que nuestra familia apenas tiene para pagar sus gastos comunes y cada mes tiene menos ingresos. Y ahora, imaginemos que accedemos a una tienda y nos encontramos el siguiente caso:

Tienda A

Precio del producto: 1,99 €

Calidad: alta

Promoción: letrero en el mostrador diciendo que sus productos son los que tienen más calidad en el mercado.

Tienda B

Precio del producto: 0,99 €

Calidad: baja

Promoción: letrero en el mostrador diciendo que sus productos son los más baratos del mercado

¿En qué tienda comprarías?

No me extrañaría que la opción B. En la actualidad, las personas compramos más por comparación de precios que por comparación de calidad, y esto es algo que está incrementando aún más con la crisis.

Un ejemplo real sobre una panadería

Hace unos meses echaron en “Equipo de investigación” (La Sexta), una investigación a la que llamaron “La guerra del céntimo”. Podéis verla aquí.

croassant

En ella se demuestra lo que os he comentado anteriormente: la gente opta más por el precio que por la calidad. En este caso, una panadería que vende criassants a un precio increíblemente bajo deja en quiebra a sus competidores. Al final, realizan un estudio sobre por qué era tan barato: tenían ingredientes de mala calidad que podían afectar negativamente a la salud, como por ejemplo, provocar cáncer.

Pero eso a ojos del cliente no se aprecia. Ellos simplemente ven un croassant muy barato y no dudan en comprarlo.

Pero yo no quiero bajar precios, no me dan suficientes beneficios. ¿Cómo aumento precios sin bajar las ventas?

Puede darse el caso de que no veas recompensadas las horas de trabajo con los beneficios debido a los bajos precios que has establecido. Entonces tenemos otra opción: subir los precios sin que influyan en una bajada de ventas. A continuación compartiré un consejos para subir precios sin que afecte al número de ventas:

El producto ancla: consiste en colocar un producto a un precio muy superior al resto. De esta forma, al comparar el resto de precios, no nos parecerán tan caros. Por ejemplo, podemos colocar un producto muy caro (que no pretendemos venderlo, solo usarlo para realizar el efecto) a 100€. Después, ponemos otros de calidad similar a 20€ y 50€. Eso resultará más efectivo que si dejamos solamente los dos de 20 y 50, o si el tercero lo ponemos a un precio casi igual al segundo.

Y tú, ¿qué consejo nos das para mejorar nuestro negocio en época de crisis?

5 comentarios
  1. 21 septiembre, 2014
    • 21 septiembre, 2014
    • 22 septiembre, 2014
  2. 23 septiembre, 2014
    • 23 septiembre, 2014

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *