Los 5 factores que debes analizar con Screaming Frog cuanto antes

¡Muy buenas amantes del SEO!

En el post de hoy os traigo una serie de aspectos que siempre, siempre, siempre, tengo en mente a la hora de auditar una página web para comprobar que todo está bien optimizado a nivel interno.

Aunque no me lo crea ni yo, he hecho más de 300 auditorías SEO a páginas web en poco más de medio año (no todas de la misma magnitud, claramente) y “he visto cosas que no creerías…”. No en todas he echado mano de la herramienta Screaming Frog, pero sí en bastantes (normalmente porque tenían muchas URLs y, por tanto, posibilidad de mejorar el crawl budget).

En aquellas donde auditaba con Screaming Frog encontraba con frecuencia algunos errores, y no precisamente pequeños. Su detección es bastante sencilla (y con mi explicación espero que lo sea aún más), así que a continuación os voy a listar algunos de ellos para que los comprobéis cuanto antes en vuestros sitios y sepáis si estáis cometiendo esos errores.

1. ‘Categorías’, ‘etiquetas’ y ‘archivos’ olvidados

Todos sabemos que tener un title optimizado es ventajoso para el SEO. Algunas de las características que podemos extraer de las propias directrices de Google son:

  • Ser descriptivos y concisos. Yo añadiría, además, que en la derecha aparezca también la marca para generar branding. Por ejemplo: “Cápsulas de café Nespresso – TusCapsulas.com
  • No abuses de palabras clave, básicamente para no hacer keyword stuffing. No obstante, sí que recomiendo poner al menos una vez la palabra clave principal.

Muchos webmasters son conscientes de la importancia que tiene un título, pero no son conscientes de que hay vida más allá de la página de inicio y poco más.

Me encuentro muchos casos de tiendas online con titles mal optimizados, incluso en páginas importantes como categorías o subcategorías. Podéis revisar todos los titles desde la pestaña “Page Titles > All”, y a la derecha tenéis un buscador para filtrar por cualquier término (en este caso, como las URLs mal optimizadas están en “category”, uso ese filtro).

Algunos de los títulos que me encuentro mal optimizados suelen ser así:

  • “Libretas azules Category posts” (en páginas de categorías)
  • “Destacados Archive” (en páginas de archivo/calendario) > Este es el más común
  • “Libretas rojas Tags” (en páginas de etiquetas)

Se dan casos muy dispares, es imposible que esos tres ejemplos se generalicen a todos los proyectos donde encuentro estos problemas, pero creo que con ellos podéis haceros una idea bastante acertada sobre a lo que me refiero.

Y no solo tienen mal optimizado los títulos, sino que también suele ir acompañado de una mala optimización de descriptions, que tal y como Google confirma también juegan un papel fundamental a la hora de interpretar el contenido de una página web.

Para detectar descripciones vacías tenemos que ir a “Meta Description > Missing“, y para duplicadas, “Meta Description > Duplicated“.

  • Falta de objetivoEn muchos casos veo falta de foco o de profundidad en la descripción. Si la categoría habla sobre gatos, no hables sobre que tu web es la mejor en el sector de los animales. Céntrate en su objetivo.
  • Descriptions duplicadas. Aunque normalmente no viene unido a una canibalización de contenido (es decir, tener dos o más URLs para un mismo objetivo) sí que genera problemas de duplicidad interna o incluso de persuasión a la hora de incitar a hacer clic en el resultado. Esto último es así porque la descripción, al repetirse en muchas ocasiones, no permite adaptarse al contexto en su totalidad ni de personalizar al máximo el mensaje que se transmite.
  • Descriptions completamente vacíasDe este tipo me encuentro casi todos los días. Son tiendas online que no personalizan las descripciones de sus páginas internas, por lo que Google extrae el primer texto relevante que encuentra para ponerlo en las SERPs, PERO

Esto se ve potenciado por un tercer factor negativo, y es que comúnmente las páginas de categorías, etiquetas o archivos no tienen contenido único, sino que se limitan a ofrecer el listado de posts de dicha categoría/etiqueta. Un gran punto diferencial es poner párrafos de texto 100% personalizados antes y después de dicho listado, explicando a modo general qué va a encontrar el lector en esos artículos.

Por ejemplo, PcComponentes pone en sus categorías algo de texto (aunque se puede ampliar mucho más) y haciendo uso de la semántica web, estructura de encabezados y enlazado interior.

2. Títulos duplicados

En el punto anterior hablaba de que los titles estaban mal optimizados (muy largos, muy cortos, poco descriptivos…). En esta ocasión hablo de otro aspecto que, aunque tiene que ver con ellos, tiene otra repercusión.

Se trata de la duplicidad de títulos. En muchas ocasiones esto da lugar a canibalización de contenido o, si somos optimistas, a poder detectarlo fácilmente para solventarlo. Screaming Frog te da la posibilidad de facilitarte esta tarea al máximo.

Para ello simplemente debemos ir a la sección de “Page Titles > Duplicated”. Allí veremos todos los títulos duplicados con sus respectivas URLs.

Fijaros en el ejemplo de Zalando:

Tiene dos títulos iguales para un mismo objetivo, con URLs diferentes (uno del catálogo y otro de la categoría de marcas). La primera incluye la palabra “lila” en la URL como color de las Ray-Ban, un aspecto diferencial que podría añadirse al título para que no exista tanta canibalización y Google pueda separar mejor ambas direcciones.

De lo contrario, ambas tendrán un título que pretende posicionar para un mismo objetivo, sin distinción alguna: “Ray-Ban”.

3. Cuidado con los ‘Inlinks’ en 301/302 internos

Realizar enlaces hacia páginas que incluyen redirecciones (tanto 301 como 302) supone una pérdida de tiempo tanto para el rastreo como para el usuario.

Para detectar las redirecciones de la página web tenemos que ir a la pestaña “Responde Codes > Redirection”.

En la siguiente imagen pongo un cuadro en verde porque se trata de una redirección en Pinterest, por lo que no nos afecta el tiempo que pase de una URL a otra. Pero la roja es una URL interna que debería apuntar hacia la URL final, no hacia la que tiene la redirección. Además, vemos que tiene 1.239 inlinks, es decir, que se enlaza internamente más de 1.000 veces. ¡Ya que se enlaza tanto, que al menos sea hacia la dirección final!

En este ejemplo, perdemos tiempo en 1.239 enlaces internos yendo desde zalando.es/premium-home/ a zalando.es/premium/.

redirecciones internas

Un pequeño truco
Como solo nos importan las redirecciones internas, un truco es poner en el filtro derecho la dirección de tu dominio. De esta forma solo se mostrarán URLs internas, y no las redirecciones externas.

4. Cuidado con los ‘Inlinks’ en 404 (tanto internos como externos)

En el caso de errores 404 no podemos filtrar por externos o internos, porque ambos tienen importancia. Estos errores, para los principiantes, se dan cuando enlazamos a una dirección no carga contenido porque se ha cambiado, se ha eliminado o te has equivocado al escribirla.

Para acceder al listado de estos errores debemos ir a “Responde Codes” > “Client Error”.

En la imagen anterior podéis comprobar cómo desde Campamento Web enlazo una vez (inlinks) a un post cuya URL está mal, y externamente a un plugin de WordPress que tiene la URL también mal.

5. Páginas ‘thin content’ con un clic

Puede que no tenga el pensamiento más acertado pero estoy obsesionado con la extensión de los contenidos, principalmente en las tiendas online. Por eso una de las cosas que más me gusta ver en Screaming Frog es el contador de palabras, para filtrar de menos a más extensión y localizar secciones pobres en contenido (thin content).

Es tan fácil como arrastrar la columna ‘Word Count’ hasta el principio, y preguntarnos:

  • ¿Son URLs de adjuntos o archivos multimedia? (Estos pueden rastrearse también pero debemos ignorarlos)
  • ¿Son páginas como categorías, tags, home o incluso una entrada que necesita texto?
  • ¿Son URLs sin valor que deben ser bloqueadas por robots.txt o meta-robots? (En este caso tampoco es necesario texto, sino bloquearlas, redireccionarlas o eliminarlas)

¡Y eso es todo! Sé que no ha sido una clase avanzada de Screaming Frog, pero creo que son aspectos que debéis revisar sí o sí, porque me los encuentro mal con frecuencia. Yo voy a seguir experimentando con la herramienta para traeros dentro de poco artículos más avanzados, ya que cuanto más la pruebo, más utilidades descubro.

Como resumen, podemos resumir los problemas en:

  • Títulos duplicados que en la mayoría de ocasiones canibalizan contenido
  • Títulos poco descriptivos, vacíos, sin marca…
  • Descripciones vacías, duplicadas o sin personalizar
  • Contenido escaso en secciones como categorías o etiquetas
  • Errores 404 tanto internos como externos
  • Redirecciones 301 o 302 internas que se enlazan internamente muchas veces

¡Hasta la próxima!

28 comentarios
  1. 7 febrero, 2017
    • 7 febrero, 2017
    • 18 febrero, 2017
  2. 7 febrero, 2017
    • 7 febrero, 2017
  3. 7 febrero, 2017
    • 7 febrero, 2017
  4. 7 febrero, 2017
    • 7 febrero, 2017
  5. 7 febrero, 2017
    • 7 febrero, 2017
  6. 7 febrero, 2017
    • 7 febrero, 2017
  7. 7 febrero, 2017
    • 7 febrero, 2017
  8. 8 febrero, 2017
    • 8 febrero, 2017
  9. 10 febrero, 2017
    • 13 febrero, 2017
  10. 14 febrero, 2017
    • 15 febrero, 2017
  11. 15 febrero, 2017
    • 15 febrero, 2017
  12. 14 marzo, 2017
    • 16 marzo, 2017
      • 19 marzo, 2017
  13. 6 abril, 2017
    • 14 abril, 2017

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *