Por qué los EMDs pueden ser tu peor enemigo

¡Muy buenas amantes del SEO!

Comenzaré este post siendo claro y conciso: los EMDs no son tan guays ni tan fáciles de elegir como parece.

Lo sé, lo sé. No podemos olvidar que A PRIORI nos debe facilitar la labor de posicionamiento web en nuestro proyecto, aunque… quizás un EMD no sea tan buena idea, porque tiene inconvenientes muy perjudiciales si no los tienes en cuenta.

¿Cuándo debes usar un EMD y cuándo no? Os lo explico todo ahora 😉 .

Y para los que no sepáis lo que es un EMD, es un dominio que abarca una palabra clave exacta que te parece rentable.

¡Oyeeeee, y otra cosaaaaa!
Este año seré ponente en el World Quondos Récord, así que espero verte por ahí 😉 .
Voy a destripar las claves de éxito de Wikipedia, analizando a fondo qué aspectos SEO podemos replicar en nuestros proyectos para posicionar tan bien como ella. Y os aviso de que no será poca cosa 😉 .

1. Un EMD limita tus keywords

Este es el problema nº 1 que tiene usar un EMD demasiado concreto. Os comento un caso que llevo analizando varios meses (e incluso más de un año).

Es un proyecto que está más o menos bien posicionado (bueno, justo el día de la captura bajó dos posiciones. Mala suerte jajaja). Pero está bien posicionado solo para la longtail de su dominio, que en este caso es comprarkeyword.com.

¿Resultado junto a una optimización SEO adecuada? Posición nº 5 de media (ha llegado a estar top 2, solo por debajo de la web oficial) y con muchos clics cualificados.

comprarlw

Muy bien, un panorama perfecto. Un EMD que posiciona genial para una keyword rentable.

Pero… ¿Qué ocurre con el resto de palabras clave? No aparezco ni top 100, y jamás he aparecido.

comprarlw

Si hacemos la búsqueda de keyword, sin el “comprar” delante, el escenario cambia drásticamente.

Esto sucede por una simple razón: con un EMD de longtail, te estás limitando a posicionar solamente para ese longtail (relacionada con la acción de comprar, como es mi caso).

El truco aquí está en la intención de búsqueda  (grábatelo en la frente, porque es una de las cosas que van a dar que hablar dentro de poco entre los SEOs, ya verás). Por ejemplo, aunque la longtail mejor posicionada es la de “comprar keyword”, también aparezco en segunda-tercera página para otras similares que incluyen las palabras “adquirir”, “vender”, “comprar keyword similar“, “keyword barata”, “comprar keyword barata”…

Me diréis: “claro Emilio, pero será porque, además del EMD, tu contenido y linkbuilding está orientado a esa longtail. Por eso no apareces en otras más genéricas”.

¡Meeeeec! ¡Error!

Tengo otro caso del que no os puedo pasar capturas porque tuve que cerrarlo por motivos legales 😛 (era del tipo comprarmarca.com y contactó conmigo la marca para que lo eliminase, o si no… ya os podéis imaginar).

A ese no le hice apenas SEO, pero la tendencia era exactamente la misma: posicionaba solo para la longtail, no para keywords más genéricas del dominio.

Y ahora, mi consejo: usa EMDs concretos solo cuando veas que la longtail que vas a abarcar tiene las suficientes búsquedas.

En mi caso, como podéis ver en la captura de arriba, la diferencia entre la keyword genérica y la longtail supera las 190.000 búsquedas mensuales, pero la longtail sigue teniendo una cantidad bastante aceptable, y más teniendo en cuenta que la intención de esos usuarios es la de comprar (lo cual se traduce en más conversiones).

2. Ventajas e inconvenientes de usar dominios genéricos

Analicemos ahora el caso contrario: un dominio que no abarca una longtail, sino una keyword genérica como puede ser “tartas.com”, “ordenadores.com”, “todo-sobre-seo.com”, “mundo-amigos.com”, etc. ¡O incluso un nombre de marca! Trivago o Rastreator, por ejemplo.

La ventaja principal salta a la vista: puedes abarcar tantas palabras clave como quieras. Imagínate que tienes un blog sobre ordenadores: puedes crear tantas categorías como quieras sin que eso te limite.

Cuando quiero posicionar una longtail en un dominio genérico (por ejemplo, posicionar “ordenador Mac” en ordenadores.com) la dificultad de ellas me resultan más equitativas. Sin embargo, posicionar una keyword genérica en un EMD me resulta mucho más costoso (por ejemplo, posicionar “ordenador Mac”, en “comprarmac.com”).

Se ve muy claro cuando ves un blog que domina casi todas las longtails de un mismo nicho: ¿a que no sueles ver EMDs como los del primer punto? Es más normal que veas dominios genéricos o de marca.

Os pongo un ejemplo del nicho “viajar a París”. Estos son los resultados que nos ofrece Google:

serp

En primera posición vemos un dominio genérico que pertenece a una red de blogs de viajes muy grande y muy bien trabajada, pero eso lo comentaré después.

En segunda posición (aquí quería llegar) hay un dominio exacto. Está muy bien trabajado porque, como podéis observar, optimizan solo para esa longtail (no hay más que ver el title, el description y el propio dominio).

De hecho, si analizamos la página con Sistrix veremos que para otras consultas que no son sinónimas o muy próximas al nombre de dominio, posicionan muy por debajo. Solo consiguen buenos resultados con consultas como “turismo parís”, “cómo viajar a parís”, etc.

La razón es simple: la intención de búsqueda y la respuesta de esa web hacia las consultas.

pariss

Quizás os pique la curiosidad como a mí y penséis: “vale, al igual que con mi proyecto de comprarkeyword, esto ocurre porque los anchor texts que tiene solo se centran en las keywords de viajar a París, turismo París, etc”.

¡Pero no! Fijaros en el reporte de Ahrefs:

paris

El porcentaje mayor de anchors lo ocupan las palabras “paris” y “parís”, seguido de la URL y finalmente, con un 7%, la palabra “viajar a paris”. Por tanto, aunque es cierto que tener ese 7% de anchor ha podido influir, no podemos olvidar que los principales anchors abarcan la keyword genérica “parís”.

Y, sin embargo, no posiciona para ella.

Pero, ¿qué ocurre con el dominio genérico?

Que tiene una mayor variedad de keywords posicionadas.

sistrix

Entonces, ¿es siempre mejor comprar un dominio genérico que un EMD? Porque de esta forma, como hemos visto, no nos limitamos solo a la keyword del dominio.

No tiene por qué. Todo depende, como dije al principio, de si esa longtail es rentable. En el caso de “viajaraparis.com”, lo es.

Estando top 2 para esa consulta, imaginaros la cantidad de personas que deben contratar mediante sus afiliados…

No importa que no posicione para otras keywords, porque tienen claro que su público objetivo se encuentra únicamente en los que realizan esa consulta o similares.

3. Y ahora, la verdad verdadera

La verdad verdadera es que no siempre sucede así. Creo que ya llevo un par de artículos acabando de la misma manera, pero es que cuanto más intento conocer cómo funciona Google, más confuso me encuentro.

Y una de las lecciones más valiosas que he aprendido es que los resultados cambian muuuuucho para una consulta y otra, aunque a simple vista pueda parecer similar. La precisión de Google aumenta, y eso se traduce también en lo siguiente: mayor variedad de resultados, y menos visibilidad para una misma longtail.

Pero bueno, eso es un tema aparte. Lo que quiero deciros es que estas conclusiones las he sacado de mi experiencia, observación y análisis. Es probable (y de hecho, estoy convencido) que haya excepciones. ¡O incluso puede que mis casos sean las excepciones!

Por eso, te animo a que participes en este artículo dejando tu experiencia sobre los EMDs. De esta forma, podremos conocer aún mejor la forma en la que Google los trata 🙂 . ¡Nos leemos un poco más abajo!

16 comentarios
  1. 27 abril, 2016
    • 27 abril, 2016
  2. 27 abril, 2016
    • 28 abril, 2016
  3. 28 abril, 2016
    • 28 abril, 2016
  4. 28 abril, 2016
    • 29 abril, 2016
  5. 28 abril, 2016
    • 29 abril, 2016
  6. 2 mayo, 2016
    • 4 mayo, 2016
  7. 3 mayo, 2016
  8. 16 junio, 2016
    • 18 junio, 2016

Responder a LEo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *